Buenos Aires renace

Buenos Aires Reborn


30.09.2008

Pese a una crisis financiera que empujó a la mitad de la clase media debajo de la línea de pobreza, durante los últimos seis años la Argentina ha vuelto para convertirse en uno de los destinos turísticos más glamorosos y seductores del mundo. La otrora cara capital sudamericana, con sus bulevares de estilo parisino, ricas tradiciones literarias y culturales y un gusto por el lujo, ha progresado de dar la bienvenida al mochilero bohemio a ofrecer una experiencia lujosa a la medida de los VIP más exigentes. Mientras tanto, los porteños –el nombre que reciben los nativos de la ciudad y que significa “los que viven cerca del puerto"– están encantados con el abundante influjo de extranjeros a una ciudad que siempre ha sido la que más mira hacia fuera y la más cosmopolita de Sudamérica.

"Los porteños –especialmente los de alta sociedad– saben qué es el lujo," dice Christine Wiseman, quien dirige BA Local, un servicio que brinda itinerarios a medida y tours personalizados que incluyen desde visitas a estudios de artistas hasta enormes partidos de fútbol. "Tienen una influencia europea: uno camina por la ciudad y ve el lujo en la arquitectura".

Desde los viejos barrios de Recoleta y San Telmo con sus mansiones del siglo 19 hasta las torres ultra modernas de Puerto Madero, la ciudad está experimentando un boom de renovación y construcción. El crash de la moneda argentina en 2002, en el que el peso, pegado al dólar, fue devaluado a alrededor de 35 centavos, convirtió a la construcción en algo mucho más barato. Si se suma esto al boom del turismo –medio millón de turistas visitaron Buenos Aires en los primeros tres meses de 2008, un 16,3% más que el año pasado– y la ciudad ha visto una gran cantidad de proyectos ambiciosos dar frutos.

Uno de ellos es el Hotel y Universo Faena, parte del enorme distrito Faena Arts en los revividos terrenos portuarios de Puerto Madero. Cruzar de las deterioradas mansiones de San Telmo al mundo brillante de Puerto Madero es como caminar desde el siglo 19 al 21 en tres cuadras, o como pasar directamente del mundo en vías de desarrollo al primer mundo. Lleno de restaurants de primer nivel y de departamentos caros con vistas increíbles del Río de la Plata y de las terrazas de la ciudad, este barrio está lejos del ruido y del caos del centro. El Proyecto Faena pronto verá un molino abandonado convertirse en un enorme centro de artes, con más cuartos de hotel y lujosos departamentos en breve.

Por ahora, el Hotel y Universo Faena es el parador elegido por los famosos internacionales como la banda Coldplay, la cantante Kylie Minogue, y el director Francis Ford Coppola. Sus interiores, diseñados por Philippe Starck, demuestran su singular mezcla de ricos colores y texturas ricas, y una combinación ecléctica de antigüedades y piezas contemporáneas. El restaurante es particularmente llamativo –un espacio íntimo, y totalmente blanco, bien al estilo de Matthew Barney, donde los comensales disfrutan de la mejor comida de Buenos Aires bajo la mirada de los ojos rojos de los unicornios montados en las paredes como ciervos cazados. El chef del bistró, Marian Cid de la Paz, protégé del famoso chef español Ferrán Adría, arma el menú más extraordinario de la ciudad por alredor de $80.

De vuelta en la ciudad antigua, las calles están llenas de los gastados restos de la época de oro de la Argentina, cuando desde más o menos 1860 hasta el principio del siglo 20, los argentinos ricos construían mansiones al estilo francés y viajaban por el mundo. Actualmente, muchos de los cafés clásicos están siendo restaurados y los edificios están emergiendo con sus renovaciones como hoteles boutique y bares cancheros. El Palacio Duhau del Park Hyatt se jacta de haber tenido uno de los liftings más impresionantes de la ciudad. La familia Duhau lo dejó en 1997 y el antiguo palacio de mármol, con su jardín privado y clásica fachada de la belle époque es ahora el principal hotel de Recoleta, el barrio más paquete de la ciudad. Las sutiles y elegantes suites del hotel hospedan a los ricos y famosos, desde la princesa Máxima de Holanda hasta Ricky Martin y las mellizas Olsen.

Como sus primos lejanos españoles, los porteños son una raza nocturna. Una siesta a la tarde o una merienda larga los refresca para una noche de cena y baile que raramente comienza antes de las diez de la noche. El salón de té más elegante de la ciudad es sin duda, L'Orangerie, en el Hotel Alvear de Recoleta, donde mujeres con pieles toman té en tazas de porcelana inglesa en el hotel más tradicional de la ciudad.

Más tarde, la fiesta se muda a Palermo, que es a la Recoleta lo que Soho es a la quinta avenida. Aquí es donde se han instalado los diseñadores más fashion de la ciudad, y sus calles de adoquines estarán llenas de lujosos y nuevos restaurants. Uno del los mejores es Casa Cruz. Las enormes puertas de bronce abren a un bar moderno, lleno de celebridades, al que le sigue el salón comedor, que contiene una pared entera de los mejores vinos del país, servidos con cocina argentina bien moderna y vanguardista.

Si se busca un buen bife –y aquí en la Argentina están muy orgullosos de su parilla estilo criollo– La Cabrera ofrece una de las mejores carnes de la ciudad en un salón vibrante y lleno de gente, que combina la esencia de una parilla tradicional con un servicio de primer nivel. Los carnívoros forman una larga cola mientras toman champagne en la vereda y anticipan los enormes bifes y las achuras perfectamente grilladas que vienen con una cantidad deslumbrante de acompañamientos que pelean por un lugar en la mesa, desde el ajo horneado hasta garbanzos picantes.

Cuando se trata de las discos, según Wiseman, "la clave es estar en la lista". Enormes multitudes hacen cola afuera de Crowbar, hermana del club de Miami, como también de Pachá, que tiene su hermana en Ibiza. A los argentinos les encanta festejar, y estas discos atraen a los DJs más importantes del mundo. Si se busca una manera menos frenética de pasar la noche, siempre hay una buena movida en el Gran Bar Danzón, en el centro, con sus excelentes tragos y tapas, y su clientela exclusiva. Mientras los bancos fashion y llamativas muestras de arte de Le Bar abren a una terraza encantadora, perfecta para las noches de verano. Nadie se va a la cama antes del amanecer, y el brunch, que se extiende durante todo el día en el restaurant de estilo escandinavo Olsen, en Palermo, es donde los que vienen celebrando hasta la madruga se reagrupan los domingos ante huevos revueltos y salmón ahumado servidos con una relajante mimosa.

Finalmente, si está tentado a meterse en el mundo de Buenos Aires pero siente la necesitad de agregar un poco de estructura a su aventura, considere un recorrido a medida organizado por Borello Travel & Tours. Con buenos contactos locales y mucha experiencia, pueden crear viajes basados en la cultura, el arte y el vino, el tango y más.

In This Issue

Search Newsletter

to

(mm/dd/yyy) (mm/dd/yyy)

Newsletter Archive

  • VII Concurso Internacional de Vinhos do Brasil (Wine)
  • New York Times 36 Hours in Buenos Aires
  • Alternative Latin Investor
  • Artful Living (Mansion)
  • Avid Magazine (AWE)
  • BlackBook Mag (Mansion)
  • CNN (AWE)
  • Conde Nast Traveler (Mansion)
  • Delta Sky Magazine (Mansion)
  • Departures (AWE)
  • Elite Traveler (Mansion)
  • Finger Lakes International Wine Competition (Wine)
  • Fodor's Choice 2013 (Mansion)
  • Fodor's Choice 2013 (Wine Estates)
  • Fodors (AWE)
  • Forbes Life (Mansion)
  • Frommer's Best Vineyards & Hotels Around the World
  • Andrew Harper’s Grand Awards 2013
  • International Wine Challenge U.K.
  • 2013 International Wine & Spirit Competition (Wine)
  • Kiwi Collection (Mansion)
  • Kiwi (AWE)
  • National Geographic Traveller 2012
  • Order Wine Direct (Wine)
  • Robb Report Exceptional Places 2012
  • Tablet Hotels (Mansion)
  • Telegraph (AWE)
  • Mediterranean International Wine & Spirits Challenge (Wine)
  • Travel+Leisure
  • Trip Advisor Top 25 Hotels for Romance Argentina
  • Unique Homes (AWE)
  • USA Today (Mansion)
  • 2013 Vinalies Internationales Paris d'or (Wine)
  • Vinandino 2013 (Wine)
  • VINUS 2014 (wine)
  • WAWWJ 2014 (Wine)
  • Wine Enthusiast (AWE)